4 claves para elegir las gafas graduadas más adecuadas para tu hij@

Publicado el : 13/06/2017 09:48:48
Categorías : Gafas

Después de detectar que tu hijo puede necesitar gafas al observar diferentes síntomas como el dolor de cabeza o el bajo rendimiento escolar, es necesario visitar al óptico u oftalmólogo pediátrico para obtener la mejor valoración posible.

Cuando la sospecha se confirma pasamos a elegir las gafas más adecuadas para nuestro hijo: para su día a día y sus actividades. ¿Qué no debemos pasar por alto? ¿Qué montura o cristales son los mejores? Te damos cuatro claves para elegir las gafas graduadas más adecuadas para tu hijo ¡Toma nota!

  1.      Elegir la montura adecuada

Para elegir las gafas adecuadas hay que tener en cuenta el tamaño de las órbitas de los ojos del niño y la distancia entre los mismos.

En cuanto al tamaño, normalmente las gafas deben ser relativamente grandes para que el niño pueda ver, mire donde mire, siempre y cuando las gafas no sean más anchas que la cara del niño y no sobrepasen la línea de las cejas. 

Otro requisito es que las gafas que elijamos pesen poco y sean resistentes. Por ello, la silicona o el siliflex son la mejor opción: no se rompen y son más flexibles. 

  1.      Seleccionar los cristales más apropiados

Las lentes que se recomiendan son las orgánicas porque son muy ligeras y resistentes y, porque además, pueden adaptarse a cualquier tipo de montura.

  1.      No olvidar la rutina del pequeño ¿hace deporte?

Para que no les acabe molestando llevar gafas, es requisito indispensable que las gafas sean cómodas y que no sean rígidas. Tanto las patillas como la parte de la gafa que rodea la oreja, han de ser flexibles y deben ajustarse correctamente.

Sabemos que los niños no paran y es importante que las gafas no se muevan mientras realizan cualquier actividad. Para eso, pueden ajustarse alrededor de la cabeza mediante una cinta (que sustituiría a las patillas), sin que presionen.

En el puente de la nariz, necesitarán tener una gran superficie de contacto, siendo preferibles las monturas que poseen puente entero para distribuir el peso de la gafa.

En el caso de que el niño practique algún deporte, las gafas tienen que ser seguras y más resistentes a golpes.

  1.      Tener en cuenta la opinión del pequeño y su comodidad

Es fundamental que el niño también elija sus gafas, que le gusten, para que quiera llevarlas. Por eso, otra de las claves para elegir las gafas graduadas más adecuadas, es que sea él mismo quien decida también la montura con la que se sienta más cómodo. 

Share

Añadir un comentario

 (con http://)